En el  grupo tar estamos convencidos de que las universidades publicas de países democráticos ( entendiendo por democrático lo que tenemos por aquí) deben, por obligación básica:

- Investigar para el cien por cien de los habitantes del planeta, no solo para el 15 % de los mismos que pueden pagar la patente.

- La ciencia puede esperar, las personas no!

Porque los nuestros son los nuestros, los demás ya tienen ingeniería!